Lo último

Hong Kong

Hong Kong, viaje al puerto del incienso

Ahora que la ciudad se empequeñecía con la distancia y la altura, Manila se asemejaba a una especie de monstruo reflectante, metálico y desigual que extendía sus dedos retorcidos por la geografía filipina. “Qué ciudad más fea“, pienso para mis adentros. Y, sin embargo, por la ventanilla del avión observo cómo el límite de la ciudad linda con el fragor más absoluto y contundente de la naturaleza, un espectáculo que no se ve a menudo. Era hora de que Filipinas y yo…

Leer más...