Lo último

5 alternativas baratas de alojamiento para tu viaje

alternativas de alojamiento

El turismo colaborativo es un concepto cada vez más arraigado en nuestra sociedad. Puesto que todo se recicla y todo avanza, para adaptarse a los cambios las nuevas empresas van ofertando alternativas frescas y diferentes a los hoteles u hostales convencionales, con innovadoras formas de pagar o incluso intercambiar. Y eso es por que los viajeros están cambiando, estamos cambiando. Es una de las cosas que hay que agradecerle a la democratización del turismo.

Pero vamos a dejar de ponernos licenciados y a atender a lo que nos concierne hoy: Eres un viajero y quieres ahorrar al máximo o probar experiencias nuevas, ¡perfecto! Vamos a compartir contigo cinco de éstas alternativas al alojamiento convencional para que las pruebes o veas qué funciona mejor con tu forma de viajar.

5. Airbnb. Pisos y casas a precios razonables.

Aunque mucho más conocido ya, e instaurado como clásico, Airbnb no ha perdido calidad. Se trata de una web donde podemos contactar con dueños de casas que “alquilan” habitaciones o casas completas como si de un hotel se tratara. Lo bueno es que podemos encontrar casas de todo tipo, desde algunas más económicas a otras más caras, en cuyo caso también es opción el compartir entre varios. Poder pasar cuatro noches en una casa preciosa con vistas al mar al borde de un acantilado en Gran Canaria por menos de ciento cincuenta euros (y pagado entre dos) me parece una gozada. El trato con los dueños suele ser directo y cordial. Dentro del precio se paga una tasa a la página, además de otros “lujos” que pueden elegirse o no (tipo servicio de habitaciones, por ejemplo) según el dueño en cuestión.

4. Helpx. Trabajo a cambio de alojamiento.

Ésta curiosa página está cogiendo cada vez más fuerza. Se trata de una web donde podemos ponernos en contacto con dueños de negocios o particulares, y ponernos a trabajar con ellos a cambio de alojamiento e incluso comida (según lo trabajado). Es muy interesante el hecho de que en ciertos casos se puede convivir con familias y aprender de su cultura, pues la página está extendida por buena parte del mundo. Normalmente se trabaja de dos a cuatro horas diarias y luego hay tiempo para el esparcimiento, aunque todo ésto se suele pactar con el anfitrión, cosa que es recomendable siempre para mejorar la experiencia. Se puede registrar en modo invitado o en modo premium, en cuyo caso se pagan veinte euros por un acceso total a la página durante dos años (registros, votaciones, opiniones, etc).

alternativas de alojamiento

3. Nightswapping. Intercambio de noches en casas o habitaciones.

Otra de las apuestas más interesantes que están surgiendo es el Nightswapping, una empresa francesa que pone en contacto a anfitriones dueños de hogares con viajeros. La premisa es bastante innovadora, pues funciona como un banco de noches: si alojamos a gente en nuestro hogar (hay casas completas y habitaciones) acumulamos noches en nuestro haber, y esas mismas podemos usarlas para alojarnos en casas de otros. Puesto que no todas las casas son iguales, cada una tiene un baremo según su tamaño y características (de entre uno y siete de categoría), por lo que cinco noches en una casa más normal pueden transformarse en tres si reservamos una más grande o lujosa (y las hay, creedme). ¿Y qué pasa si no podemos alojar a nadie? Pues no hay problema, pues las noches siempre pueden comprarse, y a precios muy asequibles. Además, la experiencia es más auténtica, ya que no hay intercambio monetario entre inquilino y anfitrión, y la página facilita un seguro gratuito que cubre a ambos ante cualquier daño.

2. Trusted Housesitters. Alojamiento cuidando casas y animales.

Ésta página web pone en contacto a viajeros con anfitriones de hogares que van a pasar un tiempo determinado, ya sea una semana o varios meses, fuera de su casa. ¿Y qué se nos ofrece? Pues bien, a cambio de cuidar a sus animales y mantener limpia la casa, tenemos el alojamiento incluido. El pago de ciertos gastos, como la luz y el agua, suelen pactarse si la estancia será prolongada, en otros casos es gratis. Aunque tiene muchos beneficios, no hay que olvidar que trabajamos en una casa y por tanto no tenemos la libertad de irnos a pasar días fuera y desatender el hogar, y además la página en cuestión tiene tarifas de pago (unos diez y seis euros por pasar un mes no me parece demasiado caro). Por lo demás, hay casas realmente increíbles que se pueden habitar. Buena opción si queremos permanecer un tiempo largo en algún lugar.

alternativas de alojamiento

1. Couchsurfing. Sobando por la face (o casi).

De momento sigue siendo el rey de los alojamientos, debido a su gratuidad. La página de couchsurfing nos pone en contacto con gente que quiere alojar a viajeros en su casa, normalmente en camas extra, colchones o sofás, de forma totalmente gratuita. Aunque eso sí: es de bien nacido el ser agradecido, como dicen. Lo suyo es tratar de ayudar en todo lo posible a aquel o aquellos que nos alojen, pues el hecho de que nos den lugar donde dormir es ya todo un gesto. Además del beneficio que conlleva alojarse con gente local y experimentar la vida con ellos y su cultura, la página ofrece también una gran comunidad donde se programan eventos en las diferentes ciudades, de forma que es muy sencillo conocer gente local y otros viajeros que están de paso.

Graduado en Turismo, mis mayores pasiones son viajar por el mundo y practicar artes marciales. Buscador de aventuras y experiencias, otras de mis aficiones son el diseño gráfico, bucear, el snowboard, los cómics y la escalada.

2 Comments on "5 alternativas baratas de alojamiento para tu viaje"

  1. Muy buen día
    Me gustó mucho la propuesta y antes ya había escuchado hablar sobre el Couchsurfing, pero siempre me ha generado la duda de como saber que no recibirás gente que robe o tome cosas de tu casa? y si dejas a gente cuidando tu casa ¿Como puedes tener la confianza de que tanto el que llega como el que recibe, tenga la seguridad que no pasará nada malo?
    Disculpe las dudas

    • Hola Yazmin! La página ofrece ciertas seguridades, pero en la versión básica, que yo sepa, la cobertura es poca. Lo mejor es guiarse por el intelecto y tratar de entablar conversación con la persona que se va a conocer, para saber más de ella y no encontrarse con cosas raras…

Déjanos alguna opinión, ¿no?

Tu dirección de correo no será compartida, tranqui.


*