Lo último

Guía de vacunación para tus viajes

Vacunación para tu viaje

Es automático. Uno se va de viaje y de las primeras cosas que piensa es: “¿Necesitaré alguna vacuna?”. Y es que, al igual que por ahí circulan muchos mitos viajeros con respecto a éste tema, también es cierto que faltan algunos conocimientos que toda persona que quiera aventurarse por el mundo debería tener. Y yo, el primero.

Hace unos días acudí a uno de los centros de vacunación internacionales que hay por toda España (concretamente el de Diego de León en Madrid) para que pudieran asesorarme lo mejor posible para mi viaje, y ya de paso recibir unos picotazos. En estos lugares hay mucha información muy útil, de hecho lo normal es que te inflen a folletitos y libretillas repletos de datos terroríficos y escalofriantes sobre lo que puede pasarte. Con toda la información que he recopilado mas mi experiencia personal, he hecho una pequeña guía al respecto que espero os resulte útil en vuestro propio viaje y a la hora de decidir cómo, cuando y si vacunaros.

La cartilla internacional de vacunación, ese extraño bohemio

Una de las cosas más interesantes que he recibido al venir al centro ha sido la cartilla internacional de vacunación. Ésta es una libreta pequeña y amarilla en la que los datos de nuestras vacunas figuran en varios idiomas. Es especialmente útil en caso de que tengamos algún problema, pues si la llevamos encima y, digamos, nos muerde una rata (estaba deseando poner éste ejemplo) y de paso nos contagia algo, en el hospital pueden consultar rápidamente de qué nos han vacunado, ya que el formato de la cartilla es común a todos los países. El aspecto es un poco más cuidado que esa especie de cartilla de racionamiento fea y roñosa que es la del territorio español y, además, si eres de los que gustan de coleccionar sellos en tu pasaporte, a lo mejor coleccionar sellos de vacunas también te parece estimulante.

Cartilla internacional de vacunación

¿Y qué vacunas son obligatorias?

Pues al parecer sólo una, que es la de la Fiebre Amarilla. Se pide el certificado de vacunación como exigencia de acceso en multitud de países, como la mayoría del África subsahariana y algunas zonas de América latina y Asia. En otros países sólo se te exigirá en caso de que vengas de uno en el que ésta enfermedad está presente. Éstas áreas son centroamérica y la franja de áfrica subsahariana. Es decir, si vienes de España no te exigirán la vacuna en algunos países, aunque en otros será obligatorio tenerla de antemano.

Actualmente, las enfermedades que mayor riesgo suponen por lo extendidas que están y la dificultad de su tratamiento son la fiebre amarilla y la malaria. Ambas se contraen mediante la maldita picadura de ése insecto que en tus días de playa en Benidorm te hacía la vida imposible. ¿Pues sabes qué? Ahora ha evolucionado y pretende contagiarte de algo chungo. Las enfermedades contra las que tienes que prestar especial atención son:

  • Malaria. El llamado paludismo, que no paletismo, se transmite por la picadura de un mosquito y el periodo de incubación es de entre siete y quince o treinta días, según la capacidad inmunológica que tengamos y la variante de la enfermedad. La falciparum puede ser mortal, mientras que la malariae, vivax y orale, por lo general, no lo son. Los síntomas son dolor de cabeza, náuseas, fiebre alta, dolor muscular y articular, escalofríos e incluso vómitos y diarrea. Como podéis ver, no difiere mucho de una gripe normal, por ello se suele recomendar que, en caso de encontrarse en zona de riesgo, ante síntomas parecidos se actúe directamente dando por hecho que se trata de malaria y se tomen las precauciones debidas.
    • Vacuna: No existe. Se toma la llamada quinina o quimioprofilaxis, unas pastillas que se consumen vía oral. El medicamento recetado suele ser Malarone. Aunque éste medicamento ayuda a protegernos contra éstos insectos, no exime de contagiarse al 100% debido a multitud de factores relacionados con mutaciones y variantes genéticas de la enfermedad. Lo mejor es prevenir usando repelentes y ropa adaptada y tomar las pastillas sólo según lo recetado y no de forma común. ¿Qué hacer si uno presenta síntomas? A mí me han recomendado tomar cuatro pastillas de malarone del tirón y dirigirme inmediatamente a un hospital, ésto en caso de no tener uno cerca.
  • Fiebre Amarilla: Es común en sudamérica y áfrica subsahariana. Se transmite por la picadura de un mosquito y se incuba entre tres y seis días. Normalmente es más peligroso en adultos y la enfermedad se divide en tres etapas, en las que se sufren fiebre, vómitos, dolores articulares y musculares, dolor de cabeza, etc. En la mayoría de los casos, a los tres o cuatro días los síntomas van desapareciendo o remiten completamente. Sin embargo, en algunos casos éstos reaparecen a las 24 horas mucho más graves pudiendo producir fallos en los órganos, por lo que hay que vigilar cuidadosamente los síntomas.
    • Vacuna: Existe vacuna y es bastante efectiva, se da en una sola dósis y puede combinarse con otras vacunas. Se recomienda dósis de refuerzo a los diez años de la primera vacunación. En muchos países solicitarán al viajero un certificado de haberse vacunado de dicha enfermedad si, como he comentado, se procede o se viaja desde un país en el que se da ésta enfermedad.
  • Encefalitis japonesa: Se extiende por ciertas zonas rurales del sudeste asiático, especialmente en arrozales y granjas, y se transmite por la picadura de un mosquito. La mayor parte de las personas infectadas no presenta síntomas agudos más que algo de fiebre o dolor de cabeza, sin embargo también pueden darse encefalitis severas que derivan en lesiones cerebrales, algunas irreversibles. Se recomienda vacunarse ante ésta enfermedad a aquellos con un itinerario incierto o que viajen por zonas rurales durante tiempos considerables.
    • Vacuna: Se trata de dos dósis (que valen 80 lereles cada una, ojo) espaciadas por un periodo de 28 días entre ambas. Ésta vacuna no la cubre la seguridad social, y por eso se afloja por ella. Se hace efectiva en un 30% tras la primera dósis, para obtener protección total es necesario esperar una semana tras la segunda. Al parecer es recomendable esperar unos 30 minutos en observación tras la primera dósis, para asegurarse de que no se producen efectos secundarios, como mareos o visión borrosa (a veces tienen lugar).
Vacunación para tus viajes

El sin fin de papeles atemorizantes

Otras vacunas que puedes ponerte

A continuación os detallamos unas cuantas enfermedades que puedes pillar si no tienes cuidado o si tienes mala suerte, y de las que quizá te interese vacunarte. Ojo, siempre que nos vacunemos hay que tener en cuenta si uno es alérgico a alguno de los componentes de las dósis que se nos aplican.

  • Hepatitis A. La cubre la seguridad social. Se coge por contacto con agua o alimentos contaminados. Son dos dósis con seis meses entre medias.
  • Hepatitis B. Normalmente ésta vacuna es de las básicas de la cartilla en España y deberías tenerla de serie. Igual que la anterior. Son tres dósis, la segunda al mes de la primera y la tercera a los seis.

Ambas hepatitis pueden prevenirse sin tener que recurrir a las vacunas con tener cuidado con la comida, tomar siempre agua embotellada o pastillas potabilizadoras, no tomar fruta ya pelada o ensaladas lavadas con agua local, etc.

  • Rabia. Son tres dósis con dos semanas entre medias. El total de coste es de 18,70 € y no lo cubre la SS. Es especialmente útil para aquellos que tienen contacto con fauna salvaje, pues la rabia puede ser mortal. Si se da el contagio, es preciso acudir a un hospital lo más pronto posible y darse dos dósis más.
  • Cólera. Se trata de una vacuna vía oral que se ingiere en dos dósis espaciadas por siete días. Hay que esperar otros siete para que haga efecto. No la cubre la seguridad social y precisa receta médica. Se contagia por consumir agua o alimentos infectados o en mal estado.
  • Fiebre tifoidea. También una vacuna vía oral que se toma en tres dósis con espacios de dos días entre una y otra. No está cubierta y precisa receta médica. Se contagia por consumir agua o alimentos infectados o en mal estado.
  • Meningitis. No está de mal asegurarte que la tienes, sólo por si acaso. Es una dósis y cuesta 18,70 €.
  • Tétanos. Normalmente se lleva de serie, pero quizá te vacunaras hace mucho y te venga bien una de recordatorio, no sea que te cortes con algún elemento dudoso y cojas la enfermedad por una chorrada.
  • Triple vírica. Ésta viene de serie pero me informaron en el centro de que los vacunados entre los años 86 y 90 (más o menos) han sufrido brotes porque la vacuna no era adecuada, por lo que recomiendan volver a ponérsela a los nacidos entre esos años.

Quiero insistir en que ésto es información que se me ha dado en el centro de vacunación, adaptada a mi viaje en particular. En un principio marqué seis meses y la mayoría de los países del sudeste asiático, aunque por motivos del propio viaje pretendo seguir la aventura por sudamérica y otros territorios. Las recomendaciones que he expresado aquí son las que se me han hecho a mí, y por supuesto no insto a nadie a seguirlas, siendo siempre la responsabilidad de hacerlo del propio viajero. Sólo comparto la experiencia que he vivido como una posible guía para aquellos que se encuentren en posiciones similares.

Graduado en Turismo, mis mayores pasiones son viajar por el mundo y practicar artes marciales. Buscador de aventuras y experiencias, otras de mis aficiones son el diseño gráfico, bucear, el snowboard, los cómics y la escalada.

6 Comments on "Guía de vacunación para tus viajes"

  1. Joder… la verdad que yo tb tengo todas puestas, creo que tengo que revisar la de los refuerzos… cuando me tomé la primera vez la de la malaria para ir a tailandia… me costó una barbaridad. Ahora el Malarone lo subvenciona la seg social y es mucho mas barato. Geniales tus consejos amigo!

  2. Hay algunos países en los q te obligan a vacunarte se la fiebre amarilla aunque provengan de España, como es el caso de Benín y alguno más africano. De hecho nos pusieron en la aduana en fila para enseñar el sello de la cartilla antes de pedirnos el pasaporte.

  3. Hola
    Un post muy completo y muy útil..

    Lo consultaré la próxima vez que me vaya de viaje.

    Enhorabuena..
    Saluds

  4. ¡Un post muy útil! La verdad es que da un gustazo llegar al centro de vacunación y decir ¿dónde te vas? Y a continuación, pinchazo ja ja ja lo del malarone es un rollo estar pendiente de tomar la pastilla pero es un mal necesario, a mí al menos no me dio ningún efecto secundario pero desde luego más vale prevenir que curar, y evitar las picaduras, yo soy de las locas que se embadurnan de relex ja ja ja un abrazo de la cosmopolilla y ¡a seguir viajando amigo!

Déjanos alguna opinión, ¿no?

Tu dirección de correo no será compartida, tranqui.


*