Desayuno turco en Estambul

Esta mañana estuve conmocionada por la riquísima comida que hay, fue así como sentí la urgencia de escribir un post compartiendo el deleite que es el comer en Estambul.

¡En Estambul la he estado pasando de maravilla!

Hasta ahora me he alojado en dos hoteles muy diferentes.

El maravilloso Hotel Alilass y el más grande y tradicional, Armada Hotel, Old City. Ambos están ubicados en la hermosa zona de Sulanahmet, en el antiguo Estambul.

Zona de Sulanahmet

Estos hoteles son limpios, cómodos y lujosos, y aparte me han dado de comer bastante bien por las mañanas.

En el hotel Alilass cenamos en el salón del jardín, siendo aquí donde descubrimos nuevas especialidades turcas como el Borek. El relleno de queso y patatas resulto ser todo un éxito para la familia.

Los protagonistas en el menú del desayuno son higos, nueces, aceitunas, panes y quesos, lo cual me ha hecho sentir complacida y saludable.

En la mañana desayuné en el Hotel Armada, en donde probé el buffet y… ¡guau! El tamaño del buffet demuestra por sí solo que este hotel es más grande y caro.

El eslogan de Armada es «Preservar, Reservar y Servir» y de manera admirable logra alcanzar estos tres objetivos.

La decoración, el servicio y el diseño reflejan el antiguo Estambul y en el buffet se demuestra aquella espléndida época.

Pero ya basta de hoteles, ¡hablemos de comida!

El buffet turco es caracterizado por ser abundante y también por ofrecer alimentos que se categorizan como naturales.

Con esto me refiero a que son productos de calidad, limpios, saludables y producidos localmente. Diferentes a la simpleza de productos que son procesados en masa, como vemos tan a menudo en el Occidente.

En Turquía se deleitan con los frutos del Mediterráneo como aceitunas, higos, tomates y una sorprendente variedad de quesos locales.

El yogur es indispensable en esta parte del mundo, ya que lo sirven en la cena con platos salados y también en el buffet del desayuno, cosa que a mis hijos les encanta añadirle un poco de miel fresca y natural.

Los platos fuertes que hemos visto incluyen Borek, ya sea con relleno de patatas o espinacas, panes y pasteles.

En Turquía también se les conoce por sus deliciosos dulces, los cuales también se ofrecen en menú del desayuno. Las delicias turcas y el baklava se comen con el café a cualquier hora del día.

Deliciosas baklavas

Comí un par de platillos riquísimos que nunca había probado antes como el cuero de ciruela y cezerye, Ambos platos son dulces y están hechos a base de zanahoria con nueces.

Aparte del desayuno, he estado comprando comida de la calle como panes, castañas asadas o maíz, jugos y ayran.

Estos son fáciles de encontrar en la calle y te permiten turistear mientras los comes.

Seguiré probando platos turcos mientras estoy aquí, ya que ha sido una sorpresa para mí que la comida turca fuera tan rica.

Añadiré a Turquía en mi lista de desayunos alrededor del mundo ya que el desayuno es mi comida favorita del día, ¿cuál es la tuya?